Buscar Información sobre COVID-19 y La Reapertura

¿Son seguras y efectivas las vacunas contra COVID-19? ¿Cómo se han examinado y autorizado?

Todas las vacunas contra el COVID-19 actualmente autorizadas son seguras, eficaces y le ayudarán a protegerse de contagiarse con COVID-19.

Actualmente, se están suministrando las vacunas de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson en Nueva Jersey.

La vacuna de Pfizer está recomendada para las personas de 12 años o más, y las vacunas de Moderna y Johnson & Johnson están recomendadas para las personas de 18 años o más. Para cualquiera de las vacunas, los menores necesitan tener consentimiento de un progenitor o tutor.

Una tercera dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna contra COVID-19 está recomendada para las personas moderadamente o gravemente inmunodeprimidas que hayan recibido las primeras dosis de una vacuna.

En los ensayos clínicos para las tres vacunas autorizadas, no hubo casos de hospitalizaciones y cero muertes entre individuos totalmente vacunados.

Los CDC no establecen una preferencia. Todas las vacunas disponibles actualmente se estudiaron en diferentes ensayos clínicos, entre diferentes grupos de personas y en diferentes tiempos. No se estudiaron en comparaciones o en pruebas clínicas entre ellas; por lo tanto, no deben compararse entre sí.

Qué hay que saber acerca de las vacunas contra COVID-19 que están disponibles

Las vacunas contra el COVID-19 son seguras, eficaces y le ayudarán a protegerse de contraer la enfermedad por COVID-19. Millones de personas en los Estados Unidos han recibido vacunas COVID-19 bajo el monitoreo de seguridad más intenso en la historia de Estados Unidos.

  • Las vacunas contra COVID-19 no le darán el COVID-19. Las vacunas no pueden hacerle contraer el virus COVID-19. Ninguna de las vacunas contra COVID-19 actualmente en uso en los Estados Unidos utiliza el virus vivo que causa COVID-19.
  • Las vacunas contra COVID-19 no harán que de positivo en una prueba de detección viral de COVID-19. Las vacunas no le harán tener resultados positivos en las pruebas virales, que se usan para ver si usted tiene una infección actual.
  • Recibir una vacuna contra COVID-19 no alterará su ADN. Las vacunas contra COVID-19 no cambian ni interactúan con su ADN (material genético) de ninguna manera. Tanto las vacunas contra COVID-19 de ARN mensajero (Pfizer o Moderna) como las de vector viral (Janssen de Johnson & Johnson) envían instrucciones a nuestras células para que empiecen a generar protección contra el virus que causa el COVID-19. Sin embargo, el material nunca entra en el núcleo de la célula, que es donde se almacena nuestro ADN.
  • Las vacunas contra COVID-19 no son intercambiables entre sí ni con otros productos de la vacuna contra COVID-19. No se ha evaluado la seguridad y eficacia de una serie de productos mixtos. Ambas dosis de la serie deben completarse con el mismo producto.
  • Debería vacunarse aunque ya haya enfermado con COVID-19. n Hay evidencia que indica que las personas obtienen mejor protección al estar totalmente vacunadas en comparación con haber enfermado con COVID-19. Un estudio mostró que las personas no vacunadas que ya han enfermado con COVID-19 tienen 2 veces más probabilidad de enfermar de nuevo con COVID-19 que las personas totalmente vacunadas.
  • Vacunarse puede ayudar a prevenir enfermarse con COVID-19. No hay manera de saber cómo le afectará COVID-19. Si se enferma, también puede transmitir la enfermedad a amigos, familiares y otras personas a su alrededor mientras está enfermo. La vacunación contra COVID-19 ayuda a protegerlo al crear una respuesta inmune sin tener que experimentar enfermedad.

Pruebas y Ensayos Clínicos

Las vacunas contra COVID-19 que están aprobadas o autorizadas para su uso han superado los ensayos clínicos que incluían decenas de miles de participantes para determinar su seguridad y eficacia.

Los beneficios conocidos y potenciales de las vacunas autorizadas sobrepasan los daños conocidos y potenciales de infectarse con COVID-19.

La FDA ha aprobado completamente y otorgado la licencia a Comirnaty, previamente conocida como vacuna de Pfizer para aquellas personas de 16 años o más y ha autorizado las vacunas de Moderna y de Johnson & Johnson para uso de emergencia. La vacuna de Pfizer continúa estando disponible bajo la autorización de uso de emergencia para personas de entre 12 y 15 años de edad y como tercera dosis para las personas moderadamente o gravemente inmunodeprimidas (con un sistema inmune debilitado).

La vacuna contra COVID-19 de dos dosis de Pfizer-BioNTech (Pfizer) está autorizada por la FDA para prevenir el COVID-19 en personas de 12 años o más y para proporcionar una tercera dosis a aquellas personas que se ha determinado que tienen cierto tipo de inmunodeficiencia (sistema inmunitario debilitado). La vacuna está aprobada por la FDA como Comirnaty para prevenir el COVID-19 en personas de 16 años o más.

La vacuna contra COVID-19 de dos dosis de Moderna está autorizada por la FDA para prevenir el COVID-19 en personas de 18 años o más y para proporcionar una tercera dosis a aquellas personas que se ha determinado que tienen cierto tipo de inmunodeficiencia.

La vacuna contra COVID-19 de una dosis de Janssen (Johnson & Johnson) está autorizada por la FDA para prevenir el COVID-19 en personas de 18 años o más.

Se puede encontrar más información de la FDA sobre estas tres vacunas aquí:

Para la vacuna Comirnaty o de Pfizer-BioNTech, por favor consulte estas páginas informativas de la FDA:

Para la vacuna de Moderna, por favor consulte estas páginas informativas de la FDA:

Para la vacuna Janssen (Johnson & Johnson), por favor consulte estas páginas informativas de la FDA:

Ensayos Clínicos

La FDA ha aprobado la vacuna Comirnaty de Pfizer-BioNTech y ha emitido autorizaciones de uso de emergencia para la vacuna Moderna, y la vacuna Janssen de Johnson & Johnson. Hay otras vacunas ya en la fase 3 de las pruebas clínicas. Para más detalles sobre el proceso de autorización de las vacunas, consulte la página "Desarrollo de vacunas contra el COVID-19" de los CDC.

Los ensayos clínicos son trabajos de investigación realizados en personas cuyo objetivo es evaluar una intervención médica, quirúrgica o en la conducta. Son el método principal por el cual los científicos averiguan si un nuevo tratamiento, como un nuevo medicamento, vacuna, o dispositivo médico, es seguro y efectivo para su uso en personas.

En la actualidad, los ensayos clínicos están evaluando las vacunas contra COVID-19 en varios miles de participantes en el estudio para generar datos científicos y otra información para que la FDA pueda confirmar su seguridad y eficacia. Estos ensayos clínicos se están realizando conforme a rigurosas normas de seguridad. Para información más detallada, visite el sitio web de los CDC.

Efectos Secundarios

Después de recibir la inyección con la vacuna contra COVID-19, el personal sanitario le tendrá bajo observación durante 15 minutos para controlar cualquier efecto secundario. Puede que le tengan bajo observación durante más tiempo (30 minutos) si usted tiene un historial de anafilaxis.

Como muchas otras vacunas, una vacuna contra COVID-19 puede causar cierto malestar temporal. Además, de dolor en el brazo, los efectos secundarios de las vacunas pueden incluir cansancio, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos, dolor en las articulaciones, fiebre, hinchazón en la zona de la inyección, enrojecimiento en la zona de la inyección, náuseas, sentirse mal y ganglios linfáticos inflamados.

Hay una pequeña posibilidad de que las vacunas causen una reacción alérgica grave. Una reacción alérgica grave sucederá normalmente en cuestión de unos minutos a una hora, razón por la cual todas las personas deberán estar bajo observación durante al menos 15 minutos después de la vacunación y durante 30 minutos si tienen un historial de reacción alérgica grave debido a cualquier causa.

Existe un riesgo poco frecuente de que la vacuna de Johnson & Johnson pueda incrementar el riesgo de formación de coágulos sanguíneos junto con niveles bajos de plaquetas. Casi todos los informes se han dado en mujeres adultas menores de 50 años de edad. Después de una pausa temporal en el uso de la vacuna de Johnson & Johnson, la FDA y los CDC determinaron que beneficios conocidos y potenciales de la vacuna superan sus riesgos conocidos y potenciales y recomendaron la reanudación de su uso.

Se han notificado casos de inflamación del corazón - miocarditis y pericarditis - después de la vacunación por ARN mensajero contra COVID-19 (Pfizer y Moderna). La mayoría de los pacientes que recibieron atención respondieron bien al tratamiento y al reposo y se sintieron mejor rápidamente. Los casos informados corresponden principalmente a adolescentes y adultos jóvenes de 16 años de edad o más de sexo masculino. Los CDC continúan recomendando la vacunación contra COVID-19 para cualquier persona de 12 años o más dado el riesgo de COVID-19 y las posibles complicaciones graves relacionadas.

Los CDC y la FDA están monitoreando los informes escasos sobre el síndrome de Guillain-Barré (SGB) después de recibir la vacuna de Johnson & Johnson. La mayoría de los casos han ocurrido en personas de 50 años o más de sexo masculino alrededor de dos semanas después de la vacunación, principalmente dentro de seis semanas.

Para más información sobre la seguridad de las vacunas, visite https://espanol.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/safety.html y hable con su proveedor de salud.

Fecha de actualización: 1 de septiembre de 2021

Fuentes: https://www.state.nj.us/health/cd/documents/topics/NCOV/Public_FAQ.pdf; https:/www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/safety.htm; https://www.fda.gov/coronavirus-disease-2019-covid-19/covid-19-vaccines