Buscar Información sobre COVID-19 y La Reapertura

¿Cómo pueden las personas embarazadas, o las nuevas madres mantenerse seguras y saludables? ¿Qué normas existen para los partos durante COVID-19?

En asociación con el Instituto de Calidad de Atención Médica de Nueva Jersey, el Departamento de Salud ha publicado orientación para mujeres embarazadas y proveedores de atención médica con el fin de garantizar que puedan obtener una atención segura y equitativa durante esta crisis de salud pública.

  • Las mujeres embarazadas y sus familias deben tomar todas las medidas posibles para evitar el contagio.
  • Las personas embarazadas tienen un mayor riesgo de enfermedad grave por COVID-19 en comparación con las personas no embarazadas. Al mismo tiempo, hay datos limitados sobre la seguridad de las vacunas COVID-19 para las personas embarazadas. Más información.
  • Las visitas médicas en persona deben minimizarse tanto como sea posible manteniendo la seguridad de la paciente. Las pacientes que tienen un embarazo de riesgo moderado o alto, o necesidades obstétricas de emergencia, pueden ser atendidas en persona con más frecuencia o recibir visitas de telesalud adicionales.
  • Se debe animar a las pacientes a que asistan a su visita solas cuando sea posible. Los proveedores de atención médica deben seguir los protocolos de mejores prácticas, los cuales tratan de mantener la seguridad de los pacientes y del personal de atención médica. Esto incluye la evaluación previa de pacientes que requieren una visita en persona para determinar si han sido expuestos a, o tienen síntomas de, COVID-19.
  • Los proveedores deben desarrollar un sistema por el cual los pacientes esperan ser atendidos fuera de la oficina, limitando así el número de personas en la oficina al mismo tiempo. Deben tener en cuenta que no todos los pacientes tienen un automóvil en el que pueden esperar. Los proveedores también deben reconfigurar sus oficinas para que los pacientes puedan seguir las recomendaciones de distanciamiento social.
  • Las clases grupales de educación prenatal deben realizarse a través de servicios de telesalud. Esta educación debería incluir lecciones sobre lactancia, la evaluación de la presión arterial desde casa y los suministros que se necesitarán en el período postparto.
  • Los pacientes deberán ser educados sobre qué esperar cuando lleguen al hospital, tal y como nuevos procedimientos de clasificación en torno al apoyo durante el parto y el alta.
  • Además, las madres que decidan dar de mamar a su bebé deben recibir información sobre las precauciones que deben tomar para evitar contagiar al bebé con COVID-19, como usar un solo extractor de leche, lavarse las manos antes de tocar cualquier extractor o biberón y usar una máscara o cubierta facial mientras da de mamar a su bebé.
  • Pacientes que están embarazadas pueden llegar a un centro de salud debido a una enfermedad, con complicaciones relacionadas o no con el embarazo, para parir y/o para una cesárea programada. Todas las pacientes embarazadas deben ser evaluadas rápidamente según las pautas de las instalaciones, así permitiendo que el equipo de atención guíe el proceso de parto y mantenga la seguridad de la paciente, el bebé y el trabajador de atención médica.
  • Cuando sea posible, todas las pacientes embarazadas deben hacerse la prueba del COVID-19 antes o en el momento en que se presenten en el hospital. Los hospitales deben tener planes establecidos para poder ingresar pacientes que tienen o sospechan tener COVID-19, incluyendo el colocarles en habitaciones especialmente designadas o en cuartos con presión negativa.

Puede encontrar recomendaciones adicionales del informe del Instituto de Calidad de Atención Médica de Nueva Jersey en la página njhcqi.org.

Nuevas directrices durante el parto

Para apoyar mejor a futuras madres y sus familias en circunstancias donde el apoyo es esencial, el Departamento de Salud ha hecho algunas adaptaciones.

  • Todas las pacientes embarazadas deben hacerse la prueba de detección de COVID-19 al presentarse en el hospital o antes de su admisión para el parto.
  • Los hospitales deben permitir al menos una persona de apoyo designada que acompañe a la paciente embarazada durante el parto, y el ingreso hospitalario completo tras el parto. La persona puede ser un cónyuge, pareja, hermano, comadrona o doula, o cualquier persona que elija la mujer embarazada. Las comadronas o doulas están exentas de la limitación a personas de apoyo durante la estancia en el hospital.
  • La(s) persona(s) de apoyo y comadrona (doula) no deberán tener síntomas de COVID-19. Aunque no tengan síntomas, no deberán tener sospecha de tener COVID-19 o ser caso positivo por COVID-19 (con una prueba molecular a menos de 14 días del resultado).
  • El personal del hospital deberá monitorear a la(s) persona(s) de apoyo y comadrona para controlar síntomas de COVID-19 (p.ej., fiebre, tos, o dificultad para respirar), comprobar la temperatura antes de entrar en el área clínica, y después de su entrada cada doce horas, y monitorear para posibles exposiciones a personas que den positivo en la prueba de detección de COVID-19.
  • Se deberá proporcionar EPP a la(s) persona(s) de apoyo y comadrona y estas deberán usarlo. Una vez dentro de la unidad de parto, la(s) persona(s) de apoyo y comadrona deberán tener acceso extremadamente limitado a otras áreas del hospital (a excepción de la cafetería y otras servicios para visitantes) y no podrán salir y volver a entrar la unidad de postparto sin volver a ser examinadas.

Puede encontrar información adicional en la Directiva del Departamento de Salud.

Novedades de Medicaid

Para mejorar la salud materna e infantil, el programa estatal de Medicaid ahora cubre la atención de doula y ya no paga por los partos electivos tempranos no médicos.

La nueva cobertura y los nuevos requisitos se hicieron efectivos el 1 de enero de 2021. Visite njfamilycare.org para obtener más información sobre cómo acceder a una cobertura de atención médica gratuita o asequible.

La nueva cobertura de doula proviene de una ley firmada por el gobernador Murphy en 2019 que permite a las dolas inscribirse como proveedores de Medicaid y recibir reembolsos por los servicios de atención médica.

Las EEDs (por sus siglas en inglés) son cesáreas programadas o inducciones médicas realizadas antes de las 39 semanas de gestación sin necesidad o indicación médica. Los estudios muestran QUE LAS EEDS no médicamente necesarias realizadas antes de las 39 semanas de gestación conllevan riesgos para los bebés y las madres, incluyendo incidencias más altas de ingresos en unidades de cuidados intensivos neonatales, neumonía y estancias hospitalarias más largas para los bebés.

Recursos adicionales

El Departamento de Salud continúa apoyando a las mujeres embarazadas, niños y familias, y ha modificado muchos de sus programas como parte de su respuesta al COVID-19. La telesalud ahora se utiliza para proporcionar:

  • Apoyo de una comadrona o doula
  • Visitas a domicilio
  • Prestación de servicios críticos de intervención temprana

Además, existen grupos de apoyo virtuales para madres primerizas.

Para acceder cualquiera de estos programas, llame a la Línea de Salud Familiar al 1-800-328-3838, o visite el Centro de Información para madres del Departamento de Salud de Nueva Jersey para recursos adicionales.

Fecha de actualización: 26/01/2021

Fuentes: https://bit.ly/QIMaternityCare; https://www.state.nj.us/health/legal/covid19/6-29-20_ExecutiveDirectiveNo20-020_LaborDelivery.pdf;https://nj.gov/governor/news/news/562021/approved/20210202b.shtml