Buscar Información sobre COVID-19 y La Reapertura

¿Qué está haciendo el estado para apoyar a los residentes mayores?

Para proteger la salud y la seguridad de los residentes mayores, el Estado ha tomado varias medidas que incluyen:

  • Permitir temporalmente que las enfermeras supervisoras realicen las evaluaciones de plan de cuidado requeridas por teléfono o video chat en lugar de en persona. Esto limita el número de proveedores de atención médica que visitan los hogares de pacientes de forma rutinaria y protege contra la propagación de COVID-19 desde trabajadores de salud a las personas mayores y médicamente frágiles al hacer que las visitas de supervisión en persona, que generalmente ocurren al menos cada 60 días, sean innecesarias. La exención de la regla, que entra en vigencia de inmediato, permanecerá vigente durante todo el estado de emergencia de COVID-19.

    • Movilizar a los gerentes de atención de enfermería en planes de salud de Medicaid para llamar a las poblaciones de alto riesgo a fin de identificar y abordar sus necesidades críticas, incluyendo suministros, como equipos médicos duraderos y alimentos;
    • Permitir que los residentes mayores que reciben medicamentos recetados a través de Medicaid o el programa estatal de asistencia para medicamentos recetados (PAAD y Senior Gold) repongan sus medicamentos con anticipación, reciban suministros para 90 días de medicamentos de mantenimiento y no exigir una firma para reducir el contacto en persona;
    • Trabajar con los condados para frenar las comidas colectiva en los centros para personas mayores mientras se ayuda a garantizar que los participantes continúen teniendo acceso a los alimentos;
  • Trabajar con los condados para asegurar que aquellos que reciben comidas a domicilio continúen teniendo acceso a alimentos;

  • Trabajar con los condados para apoyar el contacto telefónico con aquellas personas mayores que se sepa que están socialmente aisladas;

  • Alentar a los proveedores de atención médica a utilizar la telesalud para visitas rutinarias, según corresponda;

  • Trabajar estrechamente con proveedores comunitarios e institucionales para garantizar que se satisfagan las necesidades de los residentes; y

  • Realizar actividades de divulgación telefónica para nuestros residentes más vulnerables que buscan inscribirse en los beneficios del servicio social.

Ya que los centros y los sitios de nutrición para adultos mayores están cerrados para evitar la propagación del COVID-19, el Estado está trabajando con las Agencias del Área para el Envejecimiento (AAA) con sedes en los condados para entregar comidas de manera segura a aquellos residentes mayores de Nueva Jersey que corren el mayor riesgo de pasar hambre. Las personas de tercera edad que no puedan preparar sus comidas y no tengan a un familiar, amigo, vecino o asistente que les ayude deben comunicarse con la AAA de su condado para asistencia.

Además, a través de NJ Save, las personas mayores de bajos ingresos y las personas con discapacidades ahorran dinero en las primas de Medicare, los costos de las recetas y otros gastos de vida. Las personas mayores pueden ver si califican y postularse en línea aquí: https://njdoas-ua.force.com/njsave/quickstart.

Para asesoramiento sobre Medicare y preguntas sobre servicios generales para el envejecimiento, llame al 1-800-792-8820.

Para NJ Save (PAAD, Sr. Gold, Programas de Ahorro de Medicare, Lifeline y más) llame al 1-800-792-9745.

Para acceder a los servicios para personas mayores en su condado, llame al 1-877-222-3737.

Puede encontrar recursos adicionales para residentes mayores aquí.

Fecha de actualización: 13/07/20

Fuente: https://www.state.nj.us/humanservices/news/press/2020/approved/20200318b.html; https://nj.gov/humanservices/library/slides/Congregate%20Nutrition%20Services%20and%20COVID-19%20Notice.pdf; https://www.nj.gov/humanservices/news/pressreleases/2020/approved/20200501.html; https://nj.gov/humanservices/library/slides/DHS%20Prescription%20Drug%20Waiver.pdf